¿En serio no rodará ninguna cabeza tras las muertes por gatillo fácil?

Dos casos de gatillo fácil en Córdoba en un mes. Dos personas asesinadas por el presunto mal accionar policial.

José Antonio Avila, padre de familia de 35 años de Villa El Libertador, ejecutado el 4 de julio pasado; y Blas Correas, un joven de 17 años, sin antecedentes y con todo el futuro por delante, acribillado anoche.

Dos vidas terminadas, dos familias destrozadas, y cuatro uniformados acusados de homicidio.

¿En serio no rodará la cabeza de ningún funcionario después de semejante estadística? ¿En serio los responsables máximos de estos malos policías, que desprestigian una institución que debe velar por la integridad ciudadana y el orden público, seguirán al mando de la tropa?

Hablamos del jefe policial, comisario general Marcelo Vélez; del subdirector general de Seguridad Capital Sur, comisario mayor Gonzalo Cumplido; y del ministro de Seguridad provincial, Alfonso Mosquera.
¿En serio, todo pasa?

En la foto de la nota aparece en primer plano el ministro de Seguridad Alfonso Mosquera acompañado de los jefes policiales, entre ellos el comisario general y jefe de la Policía de Córdoba, Marcelo Vélez. 

One thought on “¿En serio no rodará ninguna cabeza tras las muertes por gatillo fácil?

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: