Y rodaron cabezas: remueven a la cúpula policial tras los casos de gatillo fácil

El Ministerio de Seguridad removió este viernes a la cúpula de la Policía de Córdoba de Capital, luego del asesinato del adolescente Valentino Blas Correas por parte de efectivos en un puesto de control de tránsito.

El Gobierno provincial informó, a través de las redes sociales, que la comisaria mayor Liliana Rita Zárate Belletti reemplazará a Gustavo Piva en la Dirección General de Seguridad Capital.

También dejan sus cargos los actuales subdirectores del área de las zonas norte y sur de la Capital, los comisarios mayores Rubén Turri y Gonzalo Cumplido, respectivamente.

El ministro de Seguridad, Alfonso Mosquera, explicó a Cadena 3 que la renovación “será integral” y aseguró que en las próximas anunciarán los reemplazantes para estos últimos puestos.

“Los hechos que son de conocimiento público ameritan que la Policía de Córdoba tenga cambios en la conducción de la Dirección General de Seguridad Capital”, señaló el funcionario provincial.

Por su parte, precisaron que Zárate Belletti es egresada de la Escuela de Policía Libertador Gral. Don José de San Martín, en 1992, la primera promoción de tres años como técnica en seguridad pública.

La muerte de dos cordobeses por excesos policiales era demasiado para que todo siguiera como si nada y no hubiera responsables. La Décima planteó ayer el problema en esta nota: https://ladecimaweb.com/en-serio-no-rodara-ninguna-cabeza-tras-las-muertes-por-gatillo-facil/

Los cambios sugieren que la responsabilidad por lo sucedido es solo de la Policía y no de las máximas autoridades de gobierno encargadas del diseño de las políticas de seguridad pública.

Además de un cambio de hombres, es imperioso profundizar la formación de los uniformados y revisar el mensaje o lineamientos bajados a la Policía en la cuarentena para evitar excesos que cuestan vidas.

One thought on “Y rodaron cabezas: remueven a la cúpula policial tras los casos de gatillo fácil

  • 7 agosto, 2020 at 9:01 pm
    Permalink

    La policía deja mucho que desear, tienen en la administración gente que ni siquiera han estudiado para ser policías, solo están ahí por cuña, porque el padre o la madre son policías, para ello se debe estudiar, tener conducta y, otro tema, hay policías muy mal educados, ellos deben informar cuidar, velar por uno, así sentirnos seguro.Muchos por el hecho de ser policías creen tener toda la razón o manipularte o ultrajarte como se les antoja.Ojala hubiere un cambio y, no se acomoden entre ellos o tapen todo, dejando impune, necesitamos sentirnos seguros, cuidados.

    Reply

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: