Passerini y Rey firman el contrato de obra para la nueva sede del Concejo Deliberante

El viceintendente Daniel Passerini y el secretario de Desarrollo Urbano municipal Daniel Rey firmaron hoy el contrato con los arquitectos del estudio autor del proyecto original para la nueva sede del Concejo Deliberante en la zona del Abasto, según informó el área de prensa del Concejo.

En el acuerdo se comprometen a desarrollar un proyecto de remediación y actualización funcional y tecnológica, ya que el proyecto actual data de 2006. Esta es una instancia previa al llamado de licitación para la construcción del edificio.

Passerini agradeció que la firma se haya celebrado en el Concejo Deliberante y auguró que “a partir de ahora, los tiempos se encaminen a que la próxima etapa sea el llamado a licitación”.

Con el intendente Martin Llaryora decidimos que vamos a trabajar conjuntamente, creando una Unidad Ejecutora conformada por el Concejo Deliberante y las áreas correspondientes del DEM” sostuvo Passerini.

Agregó: “Para nosotros es fundamental que la ciudad recupere este espacio con un proyecto que mire al río, que promueva el desarrollo de un sector degradado de la ciudad; esto se suma a otras acciones que estamos tomando desde el Municipio, agregando valor a Córdoba.”

Por su parte, Rey consideró la firma como un hecho histórico luego de la decisión de Martin (Llaryora) y Daniel (Passerini) de darle una sede al Concejo Deliberante después de tantos años, y agregó que “nos enorgullece como gestión la reivindicación para nosotros, los arquitectos, sobre lo que significan los concursos públicos. Ya que esta obra fue adjudicada por un concurso público”.

Siempre decíamos que la ciudad no miraba al rio y que el Estado tampoco veía al rio” dijo Rey al rescatar el rol del Estado en el proyecto original. Felicitó a los proyectistas Mariano Faraci, Iván Kustich y Juan Barrionuevo cuya idea fue frustrada por gestiones anteriores.

Contrato

Asesoramiento técnico para adecuación funcional sede Concejo Deliberante Ciudad de Córdoba, el mismo tiene lugar principalmente a partir de la indispensable remediación estructural en función de las fallas del sistema de soporte de la obra ya ejecutada. A ello se deberá añadir la actualización de tecnologías tanto en lo que respecta a la resolución de cada uno de los componentes infraestructurales como de aquello ligados al acondicionamiento, confort y condiciones de habitabilidad del edificio, incluso las propuestas de materiales y técnicas constructivas del sistema de cerramientos.

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: